29/7/08

Cosas que ni la distancia

No puedo dejar pasar la oportunidad, ahora que tengo mi blog... que bien suena eso... mi blog.. de dejar unas palabras de agradecimiento a todas aquellas personas que he conocido en la red y que muchas de ellas no tienen ni idea de cuanto han enriquecido mi vida.

Desde siempre he sentido una gran necesidad de expresarme, de comunicarme, de participar; y estas personas de quienes hablo hacen que pueda desarrollar todo esto, pero además con mucho cariño y alegría.
Serian muchas a las que tendría que nombrar, podría empezar por 238 personitas que forman parte de una "casa" muy especial.
Pero de entre esas personas, como es lógico siempre hay algunas con las que mas roces tienes, pasa como en el bloque donde vives, conoces a la del 1º, a la del 4º, a la del 6º no la puedes ni ver.... pero la conoces, jejejej pero con la del 2º tomas café a diario... pues algo así pero en virtual....

Bueno no doy mas rodeos, pues lo que quiero es una vez mas, agradecer a quien tenga que hacerlo que
mi pana Yay un buen día se cruzara en mi vida, en mi pantalla, en mis mails, en mi corazón.
Desde su Venezuela hasta mi Sevilla hay muchísimos km de distancia, entre su corazón y el mio no cabe ni un suspiro.
La quiero, ella lo sabe, la quiero a ella y a todo lo que es de ella, no puede ser de otra manera y ojalá algún día podamos tomarnos ese cafecito juntas y pasarnos largas,que digo largas... interminables horas dale que te pego a la sin hueso. (El café venezolano eso si, lo traerá en su maleta, ya esta todo mas que hablado)jajajaj.
Pana, sabes que os adoro.

Tu Isa.

6 comentarios:

María José(mesonero68) dijo...

Estás en todos los lados como Dios jejejje, bueno que me encanta que estés aquí también.Anda pasate por mi blogs y recoge un regalito.Besitos.

http://tata6868.blogspot.com/

Carmela dijo...

Gracias por tu visita Isa. Ya he curioseado por tu blog y tu tienda repleta de maravillas.
Enhorabuena por esa amistad de las de verdad que mantienes con Yay. Permíteme que use yo tu misma frase: ... lo que esté cerca de Yay debe ser bueno, así que.... aquí me tienes para lo que desees; ya he puesto un enlace a tu blog.
Besitos desde Málaga.

mihiluze dijo...

hola wuapisima,me alegro de saludarte y bienvenida a este mundo de blog.
ya estas entre mis favoritos.
un besazo
mariasun

Yay dijo...

Esto es trampa... Pensé que había quedado tácitamente claro que aquí la que hacia llorar era yo y la que llorabas eras tú... Pero esta emboscada no me la esperaba. Yo de lo más inocente acudo a tu blog, cuando al fin Sabrina se duerme, a leerte con gusto y tranquilita... Y me encuentro con esto... Guao mi Isa, mi pana, mi querida y adorada pana... qué más puedo agregar además de este nudo en la garganta y este lagrimero que amenaza con dañar el laptop de mi hija (el mío tiene problemas de caspa virtual). Te quiero y "burda" como se dice en Venezuela, cuando algo es de bastante. Y ese café nos lo tomamos, como que me llamo Yay. Un enorme abrazo y te quiero mucho.

Yay dijo...

Ah no y para completar la lloradera viene una y lee el comentario de Carmela... Gracias amiga, por algo "te pareces tanto a mí" un besotote.

Marifé dijo...

La verdad es que es curioso cómo a través de este medio impersonal se puedan establecer lazos de amistad, algunos tan intensos como el tuyo con Yay, y cómo el corazón se siente más cercano de unas personas que de otras - igual que en la vida real. Tu comparación con el bloque de vecinos está genial.

Disfruta de esas amistades virtuales, que a veces nos pueden llenar más que las personas que tenemos cerca físicamente. Somos afortunadas de vivir en esta época de tecnologías tan avanzadas que nos han abierto una ventana al mundo y donde la distancia ya no significa estar incomunicado.